MQNEY

Desempleo archivos - MQNEY

Las empresas pueden experimentar demoras en los procesos de selección debido a diversas razones como un alto volumen de solicitudes.

El involucramiento de múltiples tomadores de decisiones, cambios internos, procedimientos rigurosos, falta de recursos, falta de planificación o errores en la publicación, comparte Viviana Molina, directora administrativa y de talento humano.

Sobre este tema, Luisa Bernhardt, consultora en bienestar organizacional, explica que es natural sentirse impaciente y hasta dudar durante la espera en un proceso de selección, pero es necesario recordar que detrás de cada demora suele haber una razón, como las descritas anteriormente.

Finalmente, Pamela Pérez, gerente de RR.HH. de Helly Hansen, aconseja a los candidatos no desesperar y no quedarse cruzados de brazos.“Mantén la comunicación fluida con el reclutador, muéstrale tu interés y entusiasmo. Aprovecha ese tiempo extra para seguir mejorando tus habilidades y conocimientos”.

DEMORA RAZONABLE

Viviana Molina Gutiérrez indica que las empresas pueden experimentar demoras en el proceso de selección debido a diversas razones, y es fundamental que los candidatos comprendan estos factores para abordar la situación de manera eficaz. Algunos motivos comunes que pueden contribuir a estas demoras son:

Volumen de Solicitudes: Cuando la empresa enfrenta un alto volumen de solicitudes, el proceso de revisión puede extenderse más allá de las estimaciones iniciales.

Proceso de Toma de Decisiones: Las decisiones corporativas a menudo involucran la participación de múltiples tomadores de decisiones, lo que puede ralentizar el proceso de selección.

Cambios Internos: Reorganizaciones internas, ajustes en las necesidades del equipo o modificaciones en la estrategia de contratación pueden afectar los tiempos previstos para la selección.

Procedimientos Rigurosos: Algunas empresas siguen procedimientos rigurosos para asegurar una selección precisa y equitativa, lo que naturalmente implica un mayor tiempo de dedicación.

Falta de Recursos: Limitaciones de personal en el equipo de recursos humanos o en el proceso de selección pueden contribuir a demoras en el proceso.

Falta de Planificación: En ocasiones, el proceso se inicia sin una planificación clara de los requisitos del cargo y las competencias necesarias, lo que puede generar reprocesos.

Publicación Incorrecta: Una oferta mal publicada puede no llegar al público objetivo adecuado o carecer de claridad en cuanto a las habilidades y competencias requeridas. Además, la elección inadecuada de canales de difusión puede afectar la visibilidad de la oferta.

Para los candidatos, es esencial mantener una comunicación abierta y proactiva. ¿Quieres reducir la frustración durante la espera? Descubre acciones clave para mantener una mentalidad positiva.

Al comprender las posibles razones detrás de las demoras y tomar acciones proactivas, como candidatos podrán enfrentar la situación con paciencia y eficacia, maximizando sus oportunidades de éxito en el proceso de selección. 

*Karla Isabel Calderón Martínez es del equipo redacción de LinkedIn Noticias

Fuente: LinkedIn Noticias