MQNEY

Logística archivos - MQNEY

Las actividades económicas de una región están divididas principalmente en tres sectores, primario, secundario y terciario. Particularmente dentro del sector secundario se ubica la industria de la transformación de la materia prima y la industria extractiva de la minería y el petróleo. De acuerdo con datos del Fondo Monetario Internacional (2024) México ocupa el lugar número 15 en la lista de países industrializados.

Un indicador que nos permite monitorear el sector secundario en México es la inversión extranjera directa (IED). Al cuarto trimestre del 2023, la IED fue de 36,058 millones de dólares; con un crecimiento del 3 % respecto al año anterior y donde más del 50 % de estos recursos se destinaron exclusivamente al sector manufacturero (Secretaría de Economía, 2023).  

Dentro del sector de la manufactura, el 41 % se destinó a la fabricación de equipos de transporte, en el cual se incluye no solo la fabricación de automóviles y camiones, sino también la fabricación de carrocerías y remolques, autopartes, fabricación de equipo aeroespacial, ferroviario, embarcaciones, entre otros. De acuerdo con el DENUE (2022) existen en el país 3,746 establecimientos dedicados a la fabricación de equipos de transporte, de los cuales el 34 % se ubican en los seis estados del norte del país, con Nuevo León al frente y 20% se ubican en los estados del bajío.

Es importante reconocer al Nearshoring como una de las razones principales de este crecimiento dentro de la industria. México es un destino popular para el Nearshoring debido a su proximidad con los Estados Unidos, lo que significa que las empresas pueden colaborar con proveedores cercanos y minimizar los costos de viaje y la diferencia horaria. Además, México cuenta con una fuerza laboral de bajo costo y altamente capacitada en tecnología y programación, así como una infraestructura tecnológica moderna y un entorno empresaria favorable (INDEX 2020).

Otro factor importante que atrae a las empresas a México es su tratado de libre comercio con los Estados Unidos y Canadá (T-MEC), lo que significa que las empresas pueden realizar transacciones comerciales con estos países de manera más fácil y sin aranceles.

En los últimos años, México se ha convertido en un destino popular para la subcontratación de servicios de tecnología de la información, fabricación, ingeniería y diseño, entre otros. Además, el país cuenta con una amplia red de acuerdos comerciales y una sólida infraestructura de transporte y telecomunicaciones, lo que facilita la realización de negocios.

El Nearshoring a México presenta numerosas oportunidades y beneficios para optimizar las operaciones de la cadena de suministro. Estas ventajas son particularmente relevantes en el actual clima económico global, donde las empresas buscan cada vez más reducir los riesgos y mejorar la eficiencia. Éstos son algunos de los beneficios clave que se pueden visualizar:

1. Proximidad a Estados Unidos y Canadá:

Estar geográficamente cerca de los principales mercados de América del Norte da como resultado plazos de entrega más cortos y respuestas más rápidas a los cambios en el mercado.

Los costos y tiempos de transporte se reducen en comparación con ubicaciones lejanas en alta mar.

2. Ventajas de costos:

México ofrece costos laborales más bajos en comparación con Estados Unidos y Canadá, al tiempo que mantiene una fuerza laboral calificada.

Los costos de logística se pueden reducir gracias a cadenas de suministro más cortas y simples.

3. Mejor control y visibilidad de la cadena de suministro:

Una mayor proximidad geográfica permite un mejor control y supervisión de las operaciones de fabricación y cadena de suministro.

Los procesos de control de calidad son más fáciles de monitorear y gestionar.

4. Acuerdos Comerciales y Políticas Económicas:

El T-MEC (Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá) ofrece términos comerciales favorables y aranceles reducidos para los miembros, lo que facilita el comercio transfronterizo. Otorgar aplazamiento temporal de derechos sobre bienes extranjeros importados para fabricación, reparación y prestación de servicios de exportación ayuda a reducir impuestos (IMMEX)

La red de acuerdos de libre comercio de México con más de 50 países brinda acceso a mercados globales y diversas fuentes de suministro.

5. Experiencia en fabricación e infraestructura industrial:

México ha desarrollado una importante experiencia en fabricación, especialmente en los sectores automotriz, aeroespacial, electrónico, que en el caso de Querétaro es muy competitivo en dichos sectores.

Infraestructura industrial establecida con un número creciente de parques industriales especializados y maquiladoras.

Así como el trabajo conjunto que se hace de la triple hélice en Querétaro, sumando las empresas, el gobierno y las instituciones educativas, 

6. Sostenibilidad mejorada:

Las cadenas de suministro y las rutas de transporte más cortas contribuyen a reducir las emisiones de carbono y a reducir la huella ambiental.

Se pueden implementar prácticas sostenibles en fabricación y logística.

7. Acceso a una fuerza laboral joven y en crecimiento:

La fuerza laboral de México es joven y está cada vez mejor educada, lo que ofrece una fuente sostenible de talento para diversas industrias y

8. Potencial de Innovación e Integración Tecnológica:

Los sectores industriales de México están cada vez más enfocados en la Industria 4.0 y las tecnologías de fabricación avanzadas.

Al aprovechar estas oportunidades, las empresas establecidas en la región del Bajío, especialmente las ubicadas en el Estado de Querétaro, pueden construir cadenas de suministro más receptivas, rentables y resilientes, mejorando su ventaja competitiva en el mercado global, generando un valor agregado en su sector. Es ahora la oportunidad esperada para crecer, y diversificarse, incrementando su presencia en el sector de la manufactura, que cada vez va en aumento.

El Mtro. Itamar Zárate Martínez es coordinador de la escuela de negocios internacionales de la Universidad Anáhuac de Querétaro. itamar.zarate@anahuac.mx